Ir al contenido principal

Entradas

Los idiotas; Por Andrés Miquilena

Vos creés que
es muy fácil ser
idiota.
a veces, para ser
idiota
hay que aprender
muchísimo,
aprender, por ejemplo
que hay
que hablarlo todo
y no callar nada,
que hay
que aprender
a hablar sin saber
de lo que hablamos
a comer con la jeta abierta
a no disculparnos;
nosotros
los idiotas
no podemos aprender
de nuestros errores
tampoco
podemos cuestionar nada...
es un proceso
duro,
difícil
que los idiotas
pasamos;
ser idiota
no está mal
los idiotas,
por ejemplo
nos gusta comer mucho
y no dejarle
nada a mi prójimo,
a veces
queremos enseñar
a los que saben
mucho más que
nosotros
y eso
es difícil
¡reconocelo, tarado!

nosotros
los idiotas
somos los primeros
en ser heridos
en la guerra
y en morir;
en éste club
tan selecto de idiotas
entran muchas personas
ayer
mientras conversaba
con un miembro
implacable en su idiotez
me comentaba
lo duro que
ha trabajado para
tener el grado que tiene,
que llegar
a su rango le ha costado
un montón
me contaba,
por ejemplo
que apoyar la
privatización de la salu…
Entradas recientes

La persona no existe, su carnet fue anulado; Por Andrés Miquilena.

La persona no existe, o su carnet fue anulado.

Nicolás no existe, los votos no existen, su apoyo popular no existe, el legado del comandante no existe tampoco, la buena fé de querer negociar de Nicolás no existe.

¿Cómo le explicamos al mundo que el mandatario nacional no existe?

Que el poder lo manejan cúpulas militares, que sí existen, aunque Nicolás se ha propuesto y se ha esforzado por enseñarnos que hay un frente abierto contra el pueblo Venezolano, que hay fuerzas "imperiales" para derrocar al presidente "obrero", que los productores quieren acabar con el legado del comandante Hugo Chávez, que en el sector empresarial existe una guerra contra el correcto funcionamiento de Venezuela, y de sus políticas, vemos que esa guerra es como el mensaje que le arrojó el sistema luego de verificar su voto, no existe.

¿O Nicolás si existe?

Es una crisis de identidad agobiante en la que se ve envuelto el mandatario Colombiano, duda sobre sí mismo, experimenta lagunas mental…

Acordáte del 57; por Andrés Miquilena.

Creo no merecer ésta tortura, empiezo a verte por todos lados, en todos los lugares que frecuento te me aparecés, me falta un aire a la altura de tus brazos, me faltan tus labios platicando, tu voz mientras me leías los poemas de Buesa, que tanto te atacaban, y por ende te gustaban...

Daría mucho para que volvás a acompañarme hasta la bodega de la esquina, con tu manera particular de quejarte por mi lentitud, o porque ya no hablo tanto, te molestaba mi silencio, pero era la manera de quererte que tenía, porque mis palabras te herían, callarme significaba gritarte un te quiero, un te amo, en mi lenguaje, en mi idioma, aunque nunca en el tuyo.

Me has dejado sin la historia que representabas en mi nombre, me dejaste sin carisma, sin empatía, aún espero el momento en que pasás, para convencerte a toda costa de que hoy sí valgo la pena, que he cambiado, ya no te volveré a dejar, he aprendido la lección, ya podés volver, ven, que te extraño, que ésta plaza aunque esté repleta de gente sin …

El último baile; por Alejandra Nuñez.

Estaré al final del tunel, brillando. Ven. Pues lejos estaré si no cruzas la puerta. Ven Que al final de todo, está noche será eterna. Ven Prometo que no morirás, que empezarás a vivir de nuevo. Ven...
Ven Acercate, solo un poco más, ¿No sentís como el aire se torna denso? Ven Que te espero, aquí, del otro lado de esas diimensiones mortales. Ven  Que prometo y será para siempre que estemos juntos.

La noche apenas empieza, nene, ven y bailemos, ignora mis ojos opacos, mis labios blancos, sigue bailando, y ven, ignora mi ausencia de cabello, o la forma en la que te miran los demás, no bailas solo, bailas conmigo, ya pronto nos iremos, dejarás de gritar pronto, acercáte más, que sería poco gentil que te empujara, no sientas miedo, nada te pasará, sólo dejáte traer y caerás, vas a dormir...
Luego despertarás...

Bienvenidos a la noche del Real Madrid por Andrés Miquilena.

Otra vez se repite la historia, otra vez una gran noche Europea un club vestido de blanco alza la copa más orejona de todas, es que estar en la final es retar al rival, y no es buena idea retar al que lleva la corona en el escudo, al mejor equipo del siglo XX, es una inocentada querer arrebatarle la copa de Europa al club que la ha ganado en mas ocasiones que nadie, es como querer quitarle la presa a un León hambriento...

El partido comenzaba y la Vecchia se hacía con el esférico, la tocaba, Paulo hacía travesuras por el costado derecho, Higuain logró sortear un par de piernas y soltó un disparo que atajaba Keylor con firmeza, la Juve quería hacerse sentir, allí estaban ellos, enfrentados a una historia, al rey de Europa, luego era Pjanic quien probaba a Keylor desde afuera del área grande, un 'zapatazo'' que el portero del Real Madrid tuvo que "volar" para detener; el juego se estaba decantando por el equipo italiano, pero había que tener cuidado, al Real Madri…

Amigo, por Aída Niederheitmann

Hola, Hace mucho tiempo que no te escribo pero no ha sido por olvido.
No escapará de tu observación que el tiempo cada vez pasa más rápido.  ¿Será la edad? Y entre momento y momento el recuerdo llega.
Es triste pensar que nos convertimos en recuerdo pero… ¿Habrá algo mejor que el recuerdo? El recuerdo se vive a distancia quizá con algo de melancolía o simplemente como un recurso.
Este día, navegando por Internet, me encontré con una amiga (su fotografía) que no había visto hace un montón de años.  ¡¡Me sorprendí!! No la hubiera reconocido a no ser por el seudónimo que usaba en sus textos literarios.
Siempre se descubre el paso del tiempo y éste ha dejado sus huellas en esa amiga, que en su momento brillaba como poetisa y actriz le vi en  varias interpretaciones y ciertamente convencía al espectador. 
Realmente no sé porque te cuento todo esto, ¿Será porque se me ha agotado el diálogo inteligente? O podría ser porque cada año se me agudiza más la contemplación de los efectos del paso del ti…

Bitácora de una protesta, por Andrés Miquilena

07:26 am.
Es un bonito día para demostrarle al mundo lo apasionado que somos... Aunque es un día peligroso, hay mucho riesgo en tomar las calles... El peligro se respira, se liga con el olor a gases lacrimógenos... Pero hay una voluntad que no nos deja quedarnos indiferentes... Es una llama, que se acelera al mismo ritmo del dolor que se cruza en nuestro día a día, el dolor de lo que nos han hecho, de lo que le han hecho a nuestro país...
Es un bonito día para salir a decir un par de verdades, aunque hay mucho peligro allá afuera... Hay personas que están disparando, y no son perdigones... Me han dicho que el uniforme lo usan para intimidar, más que para defendernos... Pero hay un dolor, que se hunde en el pecho, que no nos deja respirar libremente... Hoy un es día bonito, el himno se canta a capela, el miedo no es más grande que el amor que le tengo  a ésta arena, a éstos colores, a éstos paisajes, a ésta gente, mi gente...
12:11 pm.

He decidido salir a protestar...
Ya 'cuadré' c…