Ir al contenido principal

Bitácora de una protesta, por Andrés Miquilena

Imagen tomada de La Patila, web.

07:26 am.


Es un bonito día para demostrarle al mundo lo apasionado que somos...
Aunque es un día peligroso, hay mucho riesgo en tomar las calles...
El peligro se respira, se liga con el olor a gases lacrimógenos...
Pero hay una voluntad que no nos deja quedarnos indiferentes...
Es una llama, que se acelera al mismo ritmo del dolor que se cruza en nuestro día a día, el dolor de lo que nos han hecho, de lo que le han hecho a nuestro país...

Es un bonito día para salir a decir un par de verdades, aunque hay mucho peligro allá afuera...
Hay personas que están disparando, y no son perdigones...
Me han dicho que el uniforme lo usan para intimidar, más que para defendernos...
Pero hay un dolor, que se hunde en el pecho, que no nos deja respirar libremente...
Hoy un es día bonito, el himno se canta a capela, el miedo no es más grande que el amor que le tengo  a ésta arena, a éstos colores, a éstos paisajes, a ésta gente, mi gente...

12:11 pm.



He decidido salir a protestar...

Ya 'cuadré' con unos amigos de la universidad, saldremos en grupo y así estaremos pendiente unos de los otros, estoy emocionado a la misma vez que nervioso...

Ya tengo mi bandera en mano, hoy me toca escribir historia de Venezuela...

"Tranquila mamá, todo va a estar bien, estaré atento, yo te llamó cualquier cosa..."

14:20 pm.


Hay calor, pero hay una energía increíble, cada vez que ellos escuchan cantar el himno nacional prenden la ráfaga, disparan al viento, intentan infundirnos temor, pero ya mucho me han intimidado, es una rutina diaria...

En algunas partes del país se escucha que hay heridos, que hay secuestrados, tendré que ser más cuidadoso...

Se ven muchas personas con caras largas en la protesta, quizá sean personas que hoy recuerdan a sus familiares, o a sus amigos, tal vez murieron en la lista de espera por insumos médicos, o será que tienen varios días sin comer cosa alguna...

15:43 pm.

La gente se sigue sumando a la protesta, en un momento de la manifestación llegaron a echarnos "gas del bueno" pero logramos huir, tengo los ojos rojos del humo, varias personas se desmayaron, las ambulancias no llegan, son los mismos estudiantes quienes hacen el trabajo médico...

La multitud le grita consignas a la guardia nacional, algunos son ofensivos verbalmente, son hábiles, son jóvenes y corren deprisa, frente a mi una señora de aproximadamente 65 años la tuvieron que sacar entre varios, estaba desmayada, no aguantó la intensidad de los gases...

Tengo varias horas sin ver a mis compañeros, empiezo a preocuparme por ellos...

16:03 pm.


¡¡Llegaron los colectivos pana, corre!!


16:48 pm.


Hay mucho ruido, no recuerdo nada, solo que empezaron a salir de todos lados, venían en motocicleta, venían muchos, no es un hospital ésto, tengo a varias personas a mi alrededor, todos gritan, huele a vinagre, nadie me responde nada. ¿Qué pasó?

Fui victima de un bastardo de esos, me desmayé producto de los gases es lo que me cuentan, la multitud que venía de atrás logro ahuyentar al colectivo que venía corriendo hacia mi, quería hacerme daño, incluso matarme dicen, tengo un dolor en la parte baja del estomago...

Me preguntan mi nombre, de dónde soy, parece que son estudiantes, ya me siento un poco mejor, no sé cuanto tiempo estuve inconsciente, éstas personas me han salvado la vida... 

"Con eso no te juegues pana, como me vas a decir que les hicieron eso..."

Hoy era un bonito día...

19:37 pm.


Hoy era un bello día, lo era; porque a varios de mis compañeros los han secuestrado, les han arrebatado la libertad; cayeron en manos equivocadas le decían, le gritaban mientras le rociaban la cara con gas pimienta, le fracturaron unas cuantas costillas, le repetían que los iban a enjuiciar por terroristas mientras se los llevaban a un destino totalmente desconocido para nosotros...

Hoy se repite un guión que ya he leído en otros cuentos, pero lo estoy viviendo, ya no son letras impresas, son personas cercanas, la gente dice que se los llevaron a la "tumba", aquí en Venezuela hay dos tipos de tumbas, aunque en las dos mueres, en una te entierran y en otra te destierran; es un lugar donde a cada minuto te repiten tu suerte, te lo dicen a gritos, danzan encima de las lágrimas que vas derramando, te confiesan a cada instante que vas a morir por terrorista, que ya el mundo olvidó tu voz, y empiezas a sentir que vas muriendo por partes...

Era un día donde veía un descontento popular enorme, que intentaban silenciar con gases, intentaban ahogar los ideales con proyectiles letales; hay varias personas en motocicleta, rodando por allí, disparando a las personas que no tenemos armas, ni escudos, que tenemos hambre. 
Dicen que son personas financiadas por el estado; colectivos armados que tienen licencia para matar, pero, eso ya es normal, el hampa siempre actúa de la misma manera...

Colectivos, paramilitares, pranes, hampa, policías, guardias, milicianos... ¿En verdad se necesitan tantas personas para hacer callar la voz de un pueblo que no tiene como defenderse?

¿Necesitan tantas armas para reprimir a unas personas que lo único que tienen es una bandera en la mano?

Las armas jamás callarán a un pueblo que busca justicia, pues si buscamos justicia no pararemos hasta encontrarla, aunque en el camino encontremos una lluvia de balas...

Intentan ocultar la música del himno nacional con el sonido de los fusiles accionando contra nosotros, no nos detendrán, somos muchos más, el bien siempre termina oponiéndose al mal, así pasa en los libros, así lo ha demostrado la historia, no me disparen, protéjanme , o más bien huyan...







Comentarios

Entradas populares de este blog

La persona no existe, su carnet fue anulado; Por Andrés Miquilena.

La persona no existe, o su carnet fue anulado.

Nicolás no existe, los votos no existen, su apoyo popular no existe, el legado del comandante no existe tampoco, la buena fé de querer negociar de Nicolás no existe.

¿Cómo le explicamos al mundo que el mandatario nacional no existe?

Que el poder lo manejan cúpulas militares, que sí existen, aunque Nicolás se ha propuesto y se ha esforzado por enseñarnos que hay un frente abierto contra el pueblo Venezolano, que hay fuerzas "imperiales" para derrocar al presidente "obrero", que los productores quieren acabar con el legado del comandante Hugo Chávez, que en el sector empresarial existe una guerra contra el correcto funcionamiento de Venezuela, y de sus políticas, vemos que esa guerra es como el mensaje que le arrojó el sistema luego de verificar su voto, no existe.

¿O Nicolás si existe?

Es una crisis de identidad agobiante en la que se ve envuelto el mandatario Colombiano, duda sobre sí mismo, experimenta lagunas mental…

Acordáte del 57; por Andrés Miquilena.

Creo no merecer ésta tortura, empiezo a verte por todos lados, en todos los lugares que frecuento te me aparecés, me falta un aire a la altura de tus brazos, me faltan tus labios platicando, tu voz mientras me leías los poemas de Buesa, que tanto te atacaban, y por ende te gustaban...

Daría mucho para que volvás a acompañarme hasta la bodega de la esquina, con tu manera particular de quejarte por mi lentitud, o porque ya no hablo tanto, te molestaba mi silencio, pero era la manera de quererte que tenía, porque mis palabras te herían, callarme significaba gritarte un te quiero, un te amo, en mi lenguaje, en mi idioma, aunque nunca en el tuyo.

Me has dejado sin la historia que representabas en mi nombre, me dejaste sin carisma, sin empatía, aún espero el momento en que pasás, para convencerte a toda costa de que hoy sí valgo la pena, que he cambiado, ya no te volveré a dejar, he aprendido la lección, ya podés volver, ven, que te extraño, que ésta plaza aunque esté repleta de gente sin …

Los idiotas; Por Andrés Miquilena

Vos creés que
es muy fácil ser
idiota.
a veces, para ser
idiota
hay que aprender
muchísimo,
aprender, por ejemplo
que hay
que hablarlo todo
y no callar nada,
que hay
que aprender
a hablar sin saber
de lo que hablamos
a comer con la jeta abierta
a no disculparnos;
nosotros
los idiotas
no podemos aprender
de nuestros errores
tampoco
podemos cuestionar nada...
es un proceso
duro,
difícil
que los idiotas
pasamos;
ser idiota
no está mal
los idiotas,
por ejemplo
nos gusta comer mucho
y no dejarle
nada a mi prójimo,
a veces
queremos enseñar
a los que saben
mucho más que
nosotros
y eso
es difícil
¡reconocelo, tarado!

nosotros
los idiotas
somos los primeros
en ser heridos
en la guerra
y en morir;
en éste club
tan selecto de idiotas
entran muchas personas
ayer
mientras conversaba
con un miembro
implacable en su idiotez
me comentaba
lo duro que
ha trabajado para
tener el grado que tiene,
que llegar
a su rango le ha costado
un montón
me contaba,
por ejemplo
que apoyar la
privatización de la salu…